La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 23 de octubre de 2020
  • Actualizado 04:42

EL HOMBRE ARROJÓ UNA PEQUEÑA MOCHILA DE COLOR NEGRO Y ROJO DESDE SU VENTANILLA

La Guardia Civil intervine 500 gramos de hachís y detiene a una persona

El conductor de un vehículo hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes, acelerando la marcha y esquivando el vehículo oficial invadiendo la zona anexa al arcén para darse a la fuga

La Guardia Civil intervine 500 gramos de hachís y detiene a una persona

La Guardia Civil ha detenido en Córdoba a un vecino de 65 años de edad, como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas, otro de atentado a los agentes de la autoridad y otro contra la seguridad vial.

La Guardia Civil observó durante un servicio de Seguridad Ciudadana establecido en las Urbanizaciones de la sierra cordobesa, para evitar en lo posible la comisión de delitos relacionados con el patrimonio, un turismo que resultó sospechoso a los Guardias Civiles que decidieron pararlo, haciendo su conductor caso omiso a las indicaciones de los agentes, acelerando la marcha y esquivando el vehículo oficial invadiendo la zona anexa al arcén para darse a la fuga, teniendo que apartarse ambos agentes para no ser embestidos por el vehículo.

Ante ello, los Guardias civiles iniciaron un seguimiento del vehículo sentido Córdoba, observando como el conductor tras arrojar una pequeña mochila de color negro y rojo desde su ventanilla, continuó la marcha.

Tras recoger el objeto arrojado, los agentes localizaron en su interior  50 “bellotas” de una sustancia marrón, posiblemente hachís, continuando el seguimiento del vehículo.

Seguidamente, los agentes actuantes observan como el vehículo realiza maniobras de ocultación en un camino de entrada a una propiedad privada, por lo que le cierran el paso y proceden a la detención del conductor, un vecino de Córdoba, de 65 años de edad, como supuesto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y otro de atentado contra los agentes de la autoridad en grado de tentativa.

Tras identificar al sospechoso, los Guardias Civiles comprobaron que el mismo no tenía permiso de conducir, por lo que se le comunicó que estaba cometiendo también un delito contra la seguridad vial.