La voz de la Subbética

  • Diario Digital | jueves, 21 de enero de 2021
  • Actualizado 11:42

ESTA SIMPLIFICACIÓN DE LOS TRÁMITES SE AMPLÍA HASTA FINAL DE AÑO

El IPBS amplía la simplificación de trámites para dar celeridad a la concesión de ayudas sociales

Con esta medida, que permite que las prestaciones lleguen en un plazo máximo de cinco días, el organismo provincial quiere evitar situaciones de desprotección social durante la segunda oleada de la pandemia

El IPBS amplía la simplificación de trámites para dar celeridad a la concesión de ayudas sociales

El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) ampliará hasta final de año la simplificación de los trámites para la concesión de las prestaciones contempladas en sus programas de Ayudas Económicas Familiares, Emergencia Social, Empleo Social y Ayuda a Domicilio, con el fin de dar una respuesta más rápida a sus solicitantes.

El presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, ha explicado que “la situación actual, provocada por la segunda oleada de la pandemia, requiere de una respuesta eficaz por parte de las administraciones, que deben garantizar que las necesidades de la población se vean atendidas en tiempo y forma”.

Tal y como recuerda Sánchez, “la primera oleada del virus puso de manifiesto cómo las medidas tomadas por los gobiernos central y autonómico para proteger la salud pública tuvieron consecuencias directas sobre las vidas de la población, especialmente de los vecinos y vecinas más vulnerables”.

“Desde el IPBS se logró, entonces, agilizar los procedimientos para la resolución y concesión de ayudas, a fin de evitar situaciones de desprotección social y de garantizar que nadie se quedara atrás”, recuerda el presidente del IPBS.

Con esa misma filosofía, y ante la virulencia de esta segunda ola, “el IPBS ha decidido mantener las medidas excepcionales puestas en marcha y que permiten, en el caso de las Ayudas Económico Familiares, que éstas lleguen a las personas que las necesitan en un plazo máximo de cinco días”. Sánchez ha recordado que “la situación excepcional provocada por la pandemia ha generado necesidades sobrevenidas en miles de familias cordobesas, y, prueba de ello, es que el 40% de las personas que accedieron a alguno de los programas del IPBS desde el comienzo de la emergencia sanitaria eran nuevas usuarias, es decir, no habían necesitado nunca antes una ayuda social de la Diputación”.

Por ello, prosigue el diputado provincial, “es responsabilidad de las administraciones poner en marcha mecanismos que permitan agilizar y dar respuesta a esas necesidades básicas de la población; ésa ha sido la prioridad del IPBS desde el primer momento”.

Finalmente, Sánchez ha recordado que, “además de los programas puestos en marcha al inicio del Estado de Alarma, el IPBS aprobó en septiembre una ampliación de su programa de Ayuda a Domicilio para anticiparse a las necesidades extraordinarias surgidas a raíz del confinamiento domiciliario”. En este sentido, el presidente del organismo provincial ha valorado que “el programa está demostrando ser muy útil en aquellos lugares donde los vecinos y vecinas se ven abocados al confinamiento”.