La voz de la Subbética

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 04:44

Inaugurada la nueva UCI Pediátrica del Hospital Reina Sofía de Córdoba

A la entrada de las instalaciones luce una placa homenaje al doctor Juan Luis Pérez Navero, que dedicó cuatro décadas al servicio de Pediatría de este hospital cordobés

SALUD_UCI_PEDIATRICA_03_opt
Inaugurada la nueva UCI Pediátrica del Hospital Reina Sofía de Córdoba

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha inaugurado este jueves las nuevas instalaciones de la Unidad de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, que se pusieron en marcha a principios de enero y ha supuesto una inversión por parte de la Junta de Andalucía de más de dos millones de euros.

En el acto de inauguración, en el que también ha estado la directora gerente del complejo hospitalario, Valle García, Aguirre ha señalado que "se trata de una obra de gran relevancia, ya que el nuevo espacio permite ofrecer una atención más íntima, cómoda y, sobre todo, de mayor calidad que da respuesta a las necesidades de los menores que requieren cuidados críticos y a sus familias".

La nueva UCIP se ubica en la primera planta, contigua a la zona quirúrgica infantil, lo que permite acortar los tiempos de atención y la distancia, algo fundamental para los pacientes críticos que ingresan procedentes de quirófano o que deben ser trasladados a él. Además de su traslado desde la segunda planta del Hospital Materno Infantil, ahora dispone de un espacio muy superior al que ocupaba antes. Concretamente, este servicio ha incrementado sustancialmente su espacio, llegando casi ha triplicado (se ha pasado de 396,5 metros cuadrados a 1.067,45).

Gracias a este incremento de espacio, la nueva UCIP cuenta con habitaciones individuales (antes solo había 4 módulos en los que ingresaban normalmente los pacientes más vulnerables). Estas habitaciones, además, han sido diseñadas teniendo en cuenta la importancia de la luz, la amplitud y la ventilación, imprescindibles en pacientes que, en ocasiones, permanecen largos periodos ingresados en la Unidad. Concretamente, cada habitación mide unos 20 metros cuadrados, cuenta con ventana propia y un sillón relax para el acompañante. Además, el uso de cristal para la delimitación de las habitaciones permite mantener una visualización directa y constante del paciente y de su entorno, a la vez que las puertas de acceso a cada módulo garantizan su intimidad.

Otra de las mejoras en el campo de la humanización ha sido la incorporación de un espacio propio para los familiares de pacientes ingresados, en el que los padres y madres pueden comer y desconectar, relajarse y asearse, de forma que se facilita el acompañamiento permanente y se favorece el descanso del cuidador.

Según ha destacado el consejero, "se trata de un cambio muy necesario, que nos permite mejorar la seguridad, la confortabilidad, la accesibilidad, fomentar una atención más personalizada y, en definitiva, mejorar la calidad de atención que prestamos a nuestros pacientes y sus familias. Esto es especialmente importante para aquellas patologías de las que somos referencia para la comunidad autónoma, como el trasplante infantil hepático, cardiaco y pulmonar y el abordaje de cardiopatías congénitas en el niño. Estos pacientes, que habitualmente generan estancias muy prolongadas, dispondrán de un entorno más seguro y amigable y podrán mantener el contacto permanente con sus padres o cuidadores".

Mejor abordaje

Una de las grandes novedades es la incorporación de un espacio diferenciado, la unidad de Técnicas, en la que se realizan determinados procedimientos invasivos (como endoscopias digestivas, canalización de vías centrales, inserción de drenajes pleurales o punciones de médula ósea, entre otras) que hasta ahora se realizaban en la UCIP, con la consiguiente ocupación de cama de hospitalización. Este espacio cuenta con 4 salas en las que el paciente (ingresado en planta o ambulatorio) acude para que se le realice la técnica oportuna.

Además de las mejoras estructurales, la nueva UCIP ha renovado la dotación en sistemas de soporte respiratorio y monitorización. Igualmente, se incrementa el espacio para el almacenamiento de material y equipamiento (algo fundamental para contar siempre con stock de materiales específicos cerca de la asistencia a pacientes críticos).

Para el titular de Salud y Familias, "se trata de un momento muy esperado porque podemos mejorar la calidad y calidez de la asistencia que prestamos y, muy especialmente, cuando además estamos tratando con pacientes tan delicados como los que requieren cuidados críticos. Este es un paso más en la estrategia de mejora de la asistencia materno infantil que nos propusimos y que, esperamos, poder ir completando y dando respuesta, lo antes posible".

En este sentido, el hospital ha realizado mejoras en el último año en el Hospital Materno Infantil como la mejora del área de reproducción asistida, la remodelación del área de reanimación tocoginecológico para cesáreas, reforma de consultas de fisiopatología fetal, del área de Cirugía pediátrica, se ha reformado una nueva sala de ecografía infantil, la creación de la consulta de paliativos pediátricos, etc.

Homenaje

La puerta principal de acceso de la UCIP luce un cartel con el nombre 'Dr. Juan Luis Pérez Navero' y una leyenda con la que el hospital quiere rendir homenaje a este profesional que ha dedicado la práctica totalidad de su vida laboral a mejorar la atención pediátrica en el Hospital Universitario Reina Sofía.

El doctor Pérez Navero, que también ha estado presente en este acto, se jubilaba a finales del año pasado tras mucho tiempo dirigiendo el servicio de Pediatría de este centro, desde donde, en palabras del consejero, "además de su labor asistencial, ha impulsado una atención sanitaria dirigida a la excelencia, basada en el desarrollo de las áreas pediátricas de capacitación específica y la investigación de calidad, en un entorno seguro y amigable, que ha permitido colocar a la UGC de Pediatría en el "top ten" de los Servicios de Pediatría de nuestro país".