La voz de la Subbética

  • Diario Digital | jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 13:36

La carrera de montaña CxM Rute alcanza su máxima expresión

Con 28 kilómetros y un desnivel de 1830 metros, donde se impuso Óscar Aymérich, se ha podido organizar el recorrido que se había pensado desde un principio

Foto: Radio Rute
Foto: Radio Rute
La carrera de montaña CxM Rute alcanza su máxima expresión

Han hecho falta nueve ediciones de la carrera de montaña CxM Rute para que se parezca en la práctica a lo que desde primera hora sus promotores, el Club Hacho Trail con José Antonio Alcalá a la cabeza, tenían en mente. La imposibilidad de hacerlo antes ha venido casi siempre motivada por las restricciones de Medio Ambiente para pasar por determinadas zonas de la Sierra de Rute, y más aún en fechas muy concretas. Ello llevó en principio a posponerla de primavera al primer o segundo fin de semana de octubre, según el caso. A partir de ahí, los técnicos han relajado su recelo inicial hasta lograr un perfil más exigente si cabe, pero muy del gusto del corredor de montaña.

En datos, significa que la prueba larga ha pasado de 21 a 28 kilómetros, con un desnivel acumulado de 1830 metros. La novedad más significativa ha sido el paso por el vértice geodésico. Además, en los tramos que se mantenían se invirtió el sentido del recorrido. Estos cambios son sólo parte de las muchas novedades de esta edición. Por primera vez, han figurado como organizadores conjuntos el club y el Ayuntamiento. Según la concejala de Deportes, Mónica Caracuel, la carrera va a más y el deseo es que se consolide “como referente provincial”. Para ello, se ha estrenado un arco de meta en el Paseo del Fresno, centro de operaciones de la carrera. Servirá, junto a otras infraestructuras, para distintas pruebas deportivas que se celebren en Rute.

Por otra parte, además de seguir siendo puntuable para la Copa Provincial, ha vuelto a serlo para la Copa Andaluza. De hecho, ha resultado decisiva, hasta el punto de que el ganador absoluto, Óscar Aymérich, tuvo que emplearse a fondo para hacerse con el título andaluz, pese a correr aún convaleciente de un fuerte catarro. Terminó en menos de tres horas, con un tiempo de 2:57:48. Por detrás de él entrarían José Manuel Chacón y Jesús Cabrera. En cuanto a las féminas, la mejor fue Beatriz Pardo, seguida de Verónica Marín e Itziar Oteiza.

Por lo que se refiere a la distancia “corta”, la llamada “Ruteñita”, aunque ha mantenido sus 12 kilómetros, con 880 metros de desnivel, también ha experimentado cambios en el trazado. En esta modalidad, los más rápidos fueron Antonio Rosa y Pilar Montes. Asimismo, dentro de esta distancia “corta” se ha estrenado una categoría cadete y otra juvenil. En ambos casos se salía del kilómetro 5, de modo que los participantes hacían 7. Los primeros en entrar en meta fueron Tomás Blanco y Carlos Gallardo. En chicas, las más rápidas serían Carmen López y Rahma Chaouki.

En cuanto a la participación local, el primer clasificado en la prueba reina fue Andrés Porras, que no ha podido tener mejor retorno a la carrera, tras varias ediciones sin disputarla. En esta modalidad no hubo representación local. Sí la hubo en la “Ruteñita”, donde el podio estuvo formado por Susana GómezVanessa Galisteo y Carmen María Senciales. En chicos, los tres primeros ruteños clasificados fueron Juan José PorrasRaúl Roldán y Javier Pérez.

Al término de la jornada, la valoración no podía ser más positiva para José Antonio Alcalá, como actual vicepresidente de Hacho Trail y director de carrera. Confiesa que ahora toca descansar después de muchos días de intenso trabajo, tanto del equipo de organización como del centenar de voluntarios que han colaborado. No obstante, el reconocimiento unánime de los casi trescientos participantes sobre la calidad de la prueba hacen que el esfuerzo haya merecido la pena.