La voz de la Subbética

  • Diario Digital | jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 13:36

SEGÚN EL ALCALDE, SE SIGUE APOSTANDO POR ESPACIOS MÁS BELLOS Y APETECIBLES PARA EL PASEO Y LA CONTEMPLACIÓN

Rute contará con un nuevo mirador de estilo moderno en la avenida Blas Infante

Esta actuación se ha demorado porque para su construcción ha sido necesario que el Ayuntamiento adquiera una parcela privada.

Foto: Radio Rute
Foto: Radio Rute
Rute contará con un nuevo mirador de estilo moderno en la avenida Blas Infante

 

El nuevo mirador de Rute se va a construir en la avenida Blas Infante a la altura del cruce con calle Duquesa. Se trata de una actuación con la que se pretende dotar a la zona no sólo de una vía de tránsito peatonal adecuada sino también de un lugar apetecible para el paseo y la contemplación. La intervención implica afianzar el acerado existente e incluye la creación de este espacio de mirador de estilo moderno y anexo de cuatro metros de ancho.

El proyecto ha sido licitado por un total de ciento sesenta y seis mil euros y el plazo de ejecución de la obra es de cuatro meses. No obstante, según apunta el teniente de alcalde Javier Ramírez, se va a procurar que se concluya en tres meses y medio. La financiación es 100% municipal. El comienzo de las obras tendrá lugar a finales de noviembre o principios de diciembre. La anchura del acerado es de un metro y medio y la zona de mirador son cuatro metros más.

Según ha explicado Ramírez, es una actuación que entraña cierta dificultad. Será necesario la ejecución de un muro de escollera de 4 metros de altura, a lo largo de los 40,40 metros de longitud del nuevo mirador. También para afianzar la zona se colocarán unos pilotes y unos tubos de drenajes para evitar la acumulación de aguas fluviales y combatir la humedad de la zona. Además, con objeto de embellecer el entorno está prevista la colocación de una pérgola de 20 metros de longitudbancos y alumbrado tanto vertical como horizontal.

El alcalde Antonio Ruiz ha explicado que cuando se detectó el deterioro de la zona, barajaron dos posibilidades. Una se limitaba a arreglar exclusivamente la parte de acerado y fijarla para evitar desprendimientos y asegurar la estabilidad del peatón. La otra implicaba aprovechar y llevar a cabo una actuación más ambiciosa y construir un sitio no sólo de paso sino también de mirador. Se optó por lo segundo.

Para ello, ha sido necesario que el Ayuntamiento adquiera una parcela. La compra de estos terrenos y los trámites oportunos es lo que ha demorado la actuación más de lo previsto. De esta forma, se continúa apostando por espacios “más bellos, bonitos y amigables”, subraya el alcalde. Esta actuación no sólo dará respuesta al importante tránsito peatonal existente, sino que ofrece un lugar más donde disfrutar de la vistas y atardeceres del municipio. El alcalde ha adelantado que en breve también se prevé el cambio de asfaltado de la calle Duquesa, que se encuentra muy deteriorado.