La voz de la Subbética

  • Diario Digital | jueves, 07 de julio de 2022
  • Actualizado 07:22

CCOO y UGT piden en Cabra la reclasificación profesional del personal TCAE y técnicos superiores sanitarios del SAS

Solicitan la aplicación del artículo 76 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) donde al personal técnico de cuidados auxiliares de enfermería (TCAE) lo clasifica como grupo profesional C1 y al personal técnico superior sanitario en el Grupo B

IMG-20220616-WA0019-1 (1)
CCOO y UGT piden en Cabra la reclasificación profesional del personal TCAE y técnicos superiores sanitarios del SAS

Los sindicatos CCOO y UGT se han concentrado hoy a las puertas del Hospital Infanta Margarita de Cabra dentro de la campaña que están desarrollando para reivindicar la reclasificación profesional  del personal técnico de cuidados auxiliares de enfermería (TCAE) y técnicos superiores sanitarios (TSS). En concreto, piden que los TCAE sean considerados Grupo C1 y los TSS entren en el Grupo B.

El colectivo de TSS está conformado por unos 700 profesionales en la provincia de Córdoba, de los cuales, unos 170 prestan sus servicios en el Área de Gestión Sanitaria Sur (AGSS), en las especialidades de laboratorio, Anatomía Patológica, Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, Documentación Sanitaria, Radioterapia, Dietética y Nutrición. El colectivo de TCAE y técnicos de farmacia, está conformado por unos 1.724 profesionales en la provincia, unos 366 de ellos en el AGSS.

El responsable de la Sección Sindical de CCOO en el AGSS, Jaime López, remarcó que “ambos colectivos realizan labores que, debido a los avances en medicina, cuidados y tecnología, hacen necesaria una especialización a un ritmo vertiginoso, pero sin embargo, esto no se traduce en un reconocimiento y actualización de sus condiciones laborales y económicas”. 

La secretaria provincial de Sanidad en UGT Servicios Públicos, Mari Carmen Heredia, señaló que "estamos aquí para pedir el reconocimiento para ciertas categorías profesionales y sus mejoras retributivas, como es el caso de los técnicos en cuidado de enfermería, imprescindibles para nuestro sistema sanitario público siendo un colectivo que no está visualizado a pesar de haber sido esenciales durante la pandemia, llevando a cabo tareas no reconocidas en el Estatuto como la alimentación por sonda naseo faríngea o la limpieza y esterilización de material en zona se quirófanos, así como muchas otras funciones". En este sentido, "estos técnicos se encuentran cada vez más integrados en los equipos de enfermería, quedando sus funciones muy alejadas de las que establece el Estatuto del personal no facultativo de 1973, hoy obsoleto, por lo que exigimos su recalificación al grupo C1", añadió Heredia. 

“Lo aún más grave es que la propia normativa establece en el art 76 del EBEP, que los profesionales con titulación de Técnico Superior deben estar encuadrados en el grupo B,  y el personal TCAE en el C1, pero la Disposición transitoria 3ª de la misma norma los mantiene sin justificación alguna durante más de 15 años en un grupo inferior”, recalcó el responsable de CCOO.

Por su parte, Carmen  Heredia explicó que "desde UGT pedimos para los técnicos superiores el reconocimiento en el grupo B, ya que actualmente se encuentran en el grupo C1 y el Art 76 del Estatuto del Empleado Público ya reconoce que deben formar parte del grupo B, pero tras 15 años de espera esto aún no se ha desarrollado".

Junto a lo anterior, López comentó que “CCOO ha recogido más de 11.000 firmas para exigir que la Ley General de la Función Pública de Andalucía, actualmente en trámite parlamentario, y que es el desarrollo del EBEP, incluya a estos profesionales de la sanidad en el Grupo que les corresponde. Además, nos hemos reunido ya con los grupos parlamentarios del PP, PSOE y UP para pedir el apoyo de esta justa reivindicación y hemos exigido al SAS una mesa sectorial para tratar estas reivindicaciones tan justas y necesarias para estos dos colectivos”.

UGT y CCOO van a continuar exigiendo a las administraciones implicadas, tanto a nivel estatal como autonómico, el reconocimiento laboral que este importante colectivo les corresponde por su especialización y que, sin duda, repercutirá en una mejor prestación sanitaria pública de calidad a la ciudadanía.