La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 02:48

Las instituciones de la Subbética aúnan sus voces contra la violencia de género

Representantes de las concejalías de Igualdad de los 14 ayuntamientos, de la Mancomunidad de la Subbética y del GDR Subbética han puesto voz al poema 'Al desamor y a la violencia' de la benamejicense Amparo Lara

159450650_114140014063791_8825749985886620334_n_opt
Las instituciones de la Subbética aúnan sus voces contra la violencia de género

Con motivo del 25N, desde la Mancomunidad de la Subbética, el Grupo de Desarrollo Rural y sus 14 ayuntamientos asociados, han querido utilizar la cultura para mostrar su reivindicación contra la violencia hacía las mujeres poniendo voz a un poema escrito por una poetisa benamejicense Amparo Lara denominado  'Al desamor y a la violencia' su libro " Alacenas en el Alma".

Dichas voces han sido las de las representantes de las Concejalías de Igualdad, la Coordinadora Funcional del área de Igualdad de Mancomunidad de la Subbética y la Técnica de la Unidad de Género del Grupo de Desarrollo Rural Subbética, con el convencimiento y la necesidad que la eliminación de la violencia contra las mujeres se combate desde la cultura

Con el objetivo de mostrar su rechazo a este tipo de violencia, este recital poético pretende, además, concienciar sobre la eliminación de esta lacra social que muestra la desigualdad entre mujeres y hombres que todavía perdura en la sociedad. Según las estadísticas oficiales, se registra cada año una media de 60 asesinatos y decenas de miles de mujeres maltratadas, junto a sus hijos, víctimas silenciosas de la barbarie que quedarán marcados de por vida.

Continuando con la labor puesta en marcha el  año pasado, durante el mes de noviembre se han colocado los lazos morados en los distintos edificios de titularidad pública de la comarca, de modo que se visibilice “Subbética Igualitaria Unida por la Igualdad y contra la violencia hacia las mujeres”.

La violencia contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo. La desigualdad entre los géneros persiste en todo el mundo. Acabar con ella requiere esfuerzos enérgicos para combatir la discriminación profundamente enraizada, que a menudo es consecuencia de actitudes patriarcales y de las normas sociales que estas conllevan.