La voz de la Subbética

  • Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:47

La Junta aprueba el Plan de Desarrollo Sostenible del Parque Natural de las Sierras Subbéticas

Se pretende dinamizar las estructuras económicas y sociales salvaguardando la estabilidad ecológica del territorio, de manera que se compatibilice el desarrollo económico de la zona con la conservación de los recursos naturales

189745480_812094169283513_1606452105394591918_n_opt
La Junta aprueba el Plan de Desarrollo Sostenible del Parque Natural de las Sierras Subbéticas

El Consejo de Gobierno ha aprobado los planes de desarrollo sostenible de los parques naturales de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), las Sierras Subbéticas Cordobesas y las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, que incluye territorios de las provincias de Málaga y Granada. Las últimas planificaciones relativas a estos espacios protegidos llevaban ya diez años caducadas, ya que su vigencia concluía en 2012. El actual Ejecutivo andaluz ha llevado a cabo una reformulación de estos instrumentos, dirigidos a los municipios que se encuentran en el área de influencia socioeconómica de los parques naturales.

El principal objetivo de los planes de desarrollo sostenible, que se aprueban por decreto, es dinamizar las estructuras económicas y sociales salvaguardando la estabilidad ecológica del territorio, de manera que se compatibilice el desarrollo económico de la zona con la conservación de los recursos naturales. Se trata, por tanto, de herramientas que fomentan la implicación de los agentes locales como eje vertebrador de los espacios protegidos, fortaleciendo la participación de los empresarios y asociaciones en las decisiones estratégicas de la nueva planificación sostenible del espacio natural.

En esta ocasión, los planes afectan a un total de 44 términos municipales de las áreas de influencia de los parques naturales de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (23 localidades de la provincia de Jaén); de las Sierras Subbéticas Cordobesas (ocho municipios), y de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama (ocho localidades de Málaga y cinco de Granada).

En lugar de los seis años de duración que tenían anteriormente los planes de desarrollo sostenible, las nuevas planificaciones permanecerán vigentes de forma indefinida pero cada año se realizarán revisiones de objetivos y cumplimientos.

El Gobierno andaluz prevé que el desarrollo de estos planes conlleve 84,8 millones de euros en inversiones por parte de diversas áreas de la Junta de Andalucía. En concreto, en el caso de Cazorla, Segura y Las Villas se podrían movilizar alrededor de 47,6 millones de euros; en las Subbéticas Cordobesas, unos 16,7 millones; y en Tejeda, Almijara y Alhama, en torno a 20,5 millones de euros.

En cuanto a puestos de trabajo, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible estima que la ejecución de los tres nuevos planes de desarrollo sostenible permitirá generar alrededor de 1.270 empleos verdes.

Compatibilizar desarrollo y conservación

Los planes de desarrollo sostenible de los espacios protegidos están adaptados a la realidad y necesidades de cada territorio y pretenden impulsar la mejora y conservación de los ecosistemas naturales potenciando sus valores ambientales como recursos endógenos. Asimismo, buscan fortalecer los sistemas productivos tradicionales e impulsar nuevas actividades económicas aumentando la competitividad con el exterior y generando empleo de calidad, con especial énfasis en jóvenes y mujeres.

Entre otras herramientas que pueden ser claves para el desarrollo socioeconómico de estos municipios, estas planificaciones apuestan por la potenciación del sector turístico y recreativo de los parques naturales y la consolidación de la imagen del territorio a través de la valorización de sus elementos culturales, naturales y paisajísticos.

Por otro lado, estos instrumentos también pretenden impulsar la formación y profesionalización de los habitantes de la zona, así como desarrollar las infraestructuras, equipamientos y servicios básicos que permitan cubrir las necesidades de la población y alcanzar un turismo sostenible de calidad.

Por último, los planes de desarrollo sostenible pretenden potenciar la coordinación interinstitucional y la comunicación entre las administraciones y la ciudadanía mediante el impulso de estrategias de fortalecimiento de la cohesión social, la colaboración público-privada, la participación y el desarrollo de políticas sociales.