La voz de la Subbética

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 11:08

ESTE DULCE TÍPICO SE SUELE ELABORAR DURANTE LA SEMANA SANTA Y LA CUARESMA

Sabor a Subbética: Los gajorros de Cabra

Una de sus particularidades es la manera de hacerlos, enrollándolos alrededor de una caña para darle la forma antes de freirlos

Gajorros de Cabra / Foto: GDR Subbética
Gajorros de Cabra / Foto: GDR Subbética
Sabor a Subbética: Los gajorros de Cabra

La Subbética cordobesa es patrimonio, historia, cultura, naturaleza y también gastronomía. Los municipios que conforman nuestra comarca tienen en su recetario algunas comidas, bebidas y postres típicos característicos de la zona que a día de hoy se siguen elaborando de manera tradicional.

Uno de los postres más conocidos y queridos por los egabrenses son sus tradicionales gajorros. Este dulce típico se elabora principalmente durante la Semana Santa, aunque hay quién lo prepara durante todo el año. 

Una de sus particularidades es la manera de hacerlos, enrollándolos alrededor de una caña para darle la forma antes de freirlos. Estas cañas comunes extraídas de los típicos cañaverales que hacen a las orillas de los ríos o arroyos se conservan de un año para otro, convirtiéndose en otro artilugio más de los empleados en la repostería egabrense tradicional. 

Ingredientes

  • 6 huevos
  • El mismo volumen de aceite que de huevos
  • Ralladura de limón
  • 1 cucharada de canela molida
  • 300 gr de azúcar (al gusto).
  • Harina, la que admita, aproximadamente 1 kg.
  • Aceite de oliva

Elaboración

En un recipiente, mezclar los huevos con el azúcar, la canela y la ralladura de limón. Añadir el aceite templado. Remover todo y agregar poco a poco la harina para que mezcle bien. Conseguir que la masa se despegue del recipiente, en este momento ya no debemos agregar más harina.

Coger porciones de masa, estirarlas con un rodillo enharinado para que no se pegue. Cortar tiras finas (medio dedo de grosor). Enrollar las tiras en las cañas. 

Freír las tiras enrolladas en las cañas en aceite muy abundante y caliente. Cuando empiezan a dorarse, sacarlas. Dejar enfriar un poco y sacarles la caña a cada unidad. Volver a freír para que se hagan por dentro.