Financiación para afrontar un gasto cotidiano o inesperado

Cada vez son más los que recurren a préstamos online en el acto para obtener una cantidad que permita afrontar una nueva realidad financiera

euro-g555a243f2_1920_opt

En nuestro día a día hay diferentes gastos cotidianos que debemos afrontar (hipoteca, alquiler, luz, agua, gasolina, internet...) y que debemos contemplar teniendo en cuenta nuestra economía familiar. A estos gastos corrientes hay que sumar otros inesperados que de manera puntual tenemos que hacer y que, de alguna manera, supone un desembolso importantes que no teníamos contemplado (multa de tráfico, rotura de un electrodoméstico, avería del coche...).

Hay veces que, por el motivo que sea, no se dispone del dinero líquido necesario para afrontar un gasto de este tipo. Por ello, cada vez son más los que recurren a préstamos online en el acto para obtener una cantidad que permita afrontar la nueva realidad financiera.

Aunque no siempre se pide este dinero para afrontar un gasto inesperado o cotidiano. Hay quién lo hace por ocio o placer como puede ser organizar un viaje al extranjero, unas vacaciones o incluso en ciudades como Sevilla afrontar los gastos extra que suponen fechas señaladas como son la Semana Santa o la Feria de Abril.

Por ello, el comparar suele ser la mejor manera de saber qué puede ser lo mejor. Se trata de conocer las características de aquello que estás comparando e intentar clasificarlas. Luego, desde un punto de vista muy personal, elegir lo que se crea más conveniente.

Cuando se trata de comparar préstamos o micro créditos, las ventajas y los beneficios que puedes obtener son muchos. Ahora bien, ¿cómo se debe comparar los préstamos?, ¿Dónde se debe poner especial atención?

Lo primero que hay que tener en cuenta es conocer cuál es el tipo de interés que se ofrece. Por un lado tenemos un Tipo de Interés Nominal (TIN), que es el interés que se debe pagar al banco o entidad por haber prestado el dinero. Por otro lado está la Tasa Anual Equivalente (TAE), que tiene en cuenta las distintas comisiones que cobra el banco o la entidad prestamista a la hora de otorgar un préstamo, incluyendo los costos por la operación, el tipo de interés nominal y el plazo del préstamo.

De manera que, a la hora de comparar préstamos, es más importante que mires las ofertas por su TAE en lugar de su TIN. Ya que con la TAE obtendrás información más específica acerca del costo total del préstamo, mientras que con el TIN solo tendrás una idea general del costo del préstamo sin incluir otras comisiones que siempre aparecen a lo largo del camino.

¿Quién puede solicitar un préstamo?

Cada proveedor exige requisitos diferentes, pero en general, si eres mayor de edad y puedes cubrir las tasas de pago para devolver el préstamo ya eres un buen candidato para solicitarlo. En cuanto a la cantidad a solicitar, el rango dependerá de lo que cada persona necesite y del tipo de préstamo. Podrás solicitar desde 30 hasta 10.000 euros.

Es importante tener en cuenta que los préstamos sin nómina ni aval y solo con DNI se solicitan únicamente por internet, es decir; son préstamos online que garantizan una respuesta inmediata y con los que puedes recibir el monto solicitado el mismo día.

Con estas características básicas, podrás identificar fácilmente si lo que necesitas en este momento es un préstamo sin nómina ni aval y solo con tu DNI. Así que no tengas miedo a navegar entre todas tus opciones y encontrar la que mejor se adapte a lo que buscas.

Más en Comunicados