La voz de la Subbética

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 05:30

Alertan del impacto ambiental que supondrá el nuevo trazado de la A-333 por el paraje de Sierra Leones

Ecologistas en Acción asegura que esta obra "alterará para siempre la geología y el paisaje de este espacio natural catalogado como paraje de valor ambiental y paisajístico"

27929813_opt
Foto: Antonio Galisteo
Alertan del impacto ambiental que supondrá el nuevo trazado de la A-333 por el paraje de Sierra Leones

Anunciado ya el inicio de las obras del nuevo trazado de la carretera A-333 a su paso por el paraje de Sierra Leones, en el término municipal de Priego de Córdoba, desde la Federación Provincial de Córdoba de Ecologistas en Acción han querido denunciar una vez más "el enorme impacto que esta obra representa".

El desmonte previsto es de 270.400 m³, de los cuales la tercera parte, 83.300 m³, serían rocas que se extraerían mediante explosivos. Volumen este equivalente a tres campos de fútbol de 1 hectárea de superficie y hasta 9 metros de altura, siendo la tercera parte rocas. "Todo ello arrancado de la ladera Este de Sierra Leones, alterando para siempre la geología y el paisaje de este espacio natural que el Plan de Ordenación Territorial del Sur de Córdoba ya cataloga como 'paraje de valor ambiental y paisajístico'", han señalado.

Según los Ecologistas, "este gran movimiento de tierra altera profundamente la fisonomía de este paraje tan conocido, pero además pone en riesgo innecesario tanto yacimientos arqueológicos, como Sierra Leones o Cortijo de los Cipreses, como paleontológicos, caso del Collado del Camino de la Hoz.

Los estudios botánicos previos para dilucidar la existencia de poblaciones de Hippocrepis tavera-mendozae y de Ophrys speculum subs. Lusitanica son de la mayor importancia para la conservación de estas especies de flora tan amenazada. Las conclusiones de estos estudios son vinculantes, dado que de afectar el trazado a poblaciones de las mismas habría de modificarse para no destruirlas.

"Resulta errónea la mención que se hace en el proyecto a que la variante proyectada discurre cerca del punto de cría del águila perdicera, ya que la nueva variante representa una ocupación efectiva de la zona de cría de esta especie, zona de campeo y vuelo de los inmaduros. Tanto es así que en el propio informe de los técnicos de desarrollo sostenible admiten que desconocen los efectos que esta infraestructura pueden ocasionar, poniendo en duda la pervivencia de esta especie en la zona. El riesgo real, por tanto, para la subsistencia del águila perdicera es la propia variante propuesta, no las líneas eléctricas situadas a varios kilómetros de distancia, cuya adaptación se propone como medida compensatoria", apuntan desde Ecologistas en Acción. 

Informan además de que "es conocido también que el uso que hace la fauna de las obras de fábrica de drenaje como medio de paso es relativo. Puede que especies de menor tamaño como reptiles o anfibios cercanos las usen, no así mamíferos como conejos, garduñas o zorros, o incluso cabra montés o ciervos, de los que hay constancia en esta zona. Los animales prefieren el paso al mismo nivel de la calzada, con el consiguiente peligro real de atropello, y el riesgo de accidente que conlleva,  en una variante de trazado recto y amplio donde la velocidad real de los vehículos superará los 80 km/h, según proyecto".

Por ello, aseguran que "el trazado actual ha demostrado que se puede hacer compatible el tránsito de vehículos con el paso y cruce de fauna y la subsistencia de una zona de cría de la amenazada águila perdicera". Ecologistas en Acción cree que hay inversiones mucho más demandadas socialmente y necesarias para los vecinos de Priego, como es la construcción de un hospital que evite la obligación que tienen los prieguenses de acudir a localidades vecinas para determinadas atenciones médicas.

"La carencia de servicios sanitarios es uno de los verdaderos dramas que sufrimos y que los políticos que nos gestionan no quieren solucionar, prefiriendo enterrar una ingente cantidad de dinero en una obra innecesaria. Estas son las ocurrencias del gobierno andaluz para afrontar la emergencia climática y el colapso. Un capricho político que nos despoja de parte de nuestro patrimonio natural", han concluido.