La voz de la Subbética

  • Diario Digital | domingo, 27 de noviembre de 2022
  • Actualizado 19:55

Satse denuncia que más de 200 trabajadores del hospital Reina Sofía no tienen taquillas para cambiarse

Varios vestuarios de este hospital cordobés no cuentan ni tan siquiera con aseos (lavabos, duchas o retretes) para la higiene de sus trabajadores

1601291157927Hospital_opt
Satse denuncia que más de 200 trabajadores del hospital Reina Sofía no tienen taquillas para cambiarse

El Sindicato de Enfermería SATSE realizó una denuncia ante la Inspección de Trabajo exponiendo las principales deficiencias detectadas en los vestuarios del Hospital Reina Sofía en lo que a instalaciones y taquillas se refiere. Unos meses después de cursar dicha denuncia, la Inspección de Trabajo se ha personado en el Hospital para inspeccionar dichas instalaciones.

Las principales deficiencias denunciadas por los Delegados de Prevención de SATSE fueron la existencia de varios vestuarios que no cuentan con aseos (lavabos, duchas, retretes…), por lo que los profesionales no pueden garantizar su higiene antes de marcharse a casa o durante la jornada laboral, algo intolerable para SATSE tratándose de un centro sanitario en la que se está en contacto con agentes infecto-contagiosos con gran frecuencia.

"De hecho, para ducharse, lavarse las manos o usar el retrete, tienen que salir de su vestuario, recorrer por un pasillo más de 100 metros, entrar en otro vestuario, usar los sanitarios (ducha, lavabo o retrete) si no están ocupados en ese momento  y volver al suyo, todo ello sin poder preservar su intimidad y cargando con toallas y productos de higiene en el trayecto", señalan. 

Este sindicato asegura que más de 200 profesionales no disponen de una taquilla para poder depositar sus pertenencias, uniformidad o ropa de calle mientras trabajan. "Esto los obliga a cambiarse en los aseos de las Unidades y dejar sus pertenencias/ropa de calle en lugares expuestos a manos ajenas", apuntan.

Además, denuncian "el enorme deterioro de gran cantidad de taquillas", muchas de ellas “heredadas” de la antigua Residencia Noreña hace ahora medio siglo, por lo que gran parte de estas taquillas se encuentran en un estado lamentable al haber excedido de largo su vida útil.

Para sorpresa de los Delegados de Prevención de SATSE y de los profesionales que usan los diferentes vestuarios, la Inspección de Trabajo concluyó, tras su visita a las instalaciones del Hospital Reina Sofía, que no se incumplía por parte de la Empresa la Normativa de Seguridad y Salud. Ni para los profesionales ni para SATSE es comprensible como se puede concluir por la Inspección de Trabajo que, por ejemplo, no contar con ducha o aseo en un vestuario es algo normal y hasta legal.

En este sentido, asegura SATSE que "justificarse con la escasez de espacios disponibles o aprovechar una Normativa tan laxa e inconcreta para mantener en estas pésimas condiciones varios vestuarios de un centro sanitario como el Hospital Reina Sofía, supone una posible temeridad y denota un trato indigno hacia los y las Profesionales de dicho Hospital".

SATSE, ante la incapacidad resolutiva de la Inspección del Trabajo, investigará y estudiará nuevas denuncias ante otros organismos e instituciones con el claro objetivo de "resolver la impresentable y vergonzosa situación de los vestuarios en el Hospital Reina Sofía".