La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:45

El tramo de la N-432 entre Luque y Baena, uno de los más peligrosos de España

En el territorio andaluz sólo hay dos carreteras que presentaron más siniestralidad durante el pasado año que esta vía que recorre la provincia de Córdoba de norte a sur

n-432_opt
El tramo de la N-432 entre Luque y Baena, uno de los más peligrosos de España

La carretera N-432 que una Badajoz y Granada, y que atraviesa la provincia de Córdoba de norte a sur, lleva años siendo una de las vías con más accidentalidad de nuestro país. En municipios como Baena o Castro del Río hay constituidas diferentes plataformas vecinales las cuáles, a través de actos y movilizaciones, buscan dar visibilidad al mal estado de esta vía y reclaman su conversión definitiva a autovía. 

El informe de Evaluación de la Red de Carreteras del Estado correspondiente al año 2020 y publicado recientemente por RACE y EuroRAP refleja en datos la peligrosidad de esta carretera N-432. En concreto, el punto más peligroso y que más accidentes presentó durante el pasado año se encuentra entre Luque y Baena, concretamente entre los puntos kilométricos 332 y 352. 

En este que pasa por territorio de la Subbética cordobesa se registraron el pasado año un total de seis accidentes graves que se saldaron con una persona fallecida y dos heridos de gravedad. Este informe eleva a un 69,9 sobre 100 el índice de riesgo de este tramo de la carretera N-432. 

Dentro del territorio andaluz sólo hay dos carreteras que presentan una mayor siniestralidad que la N-432 en el tramo entre Luque y Baena. Se tratan de la N-340 en Málaga y la N-433 en Huelva, cuyos índices de riesgo en 2020 fueron de 93,6 y 93,4 respectivamente. 

En lo que al territorio nacional se refiere, la N-432 ocupa la vigésimo primera posición en este triste ránking de carreteras del país donde más accidentes graves y fallecidos que produjeron a lo largo del 2020, un año que además estuvo marcado por un menor desplazamiento de  vehículos debido a los meses del confinamiento domiciliario y a las restricciones de movilidad impuestas por la crisis del Covid-19.